martes, 4 de abril de 2017

ABRIL. La "Revolución de los Claveles" termina con la dictadura salazarista en Portugal


El 25 de abril de 1974 se produjo el levantamiento militar que provocó la caída de la dictadura instaurada por Antonio Oliveira Salazar, que dominaba Portugal desde 1926. Dicho acontecimiento se conoce como la "Revolución de los Claveles" (Revolução dos Cravos).
Entre finales de 1973 e inicios de 1974 se incrementaron las contradicciones sociales y la predisposición a la lucha de las masas. Se venían dando muestras de descontento social por parte de trabajadores y estudiantes, que se vieron reflejadas en una huelga de más de 100.000 obreros y decenas de manifestaciones contra la guerra en África y la guerra de Vietnam. Bajo este contexto de guerra colonial se gestó dentro de los mandos medios del régimen militar portugués un descontento con la forma de llevar a cabo la política. Así fue como nació el MFA (Movimiento de las Fuerzas Armadas).


Al amanecer los obreros, estudiantes y amas de casas impulsados por un fuerte sentido revolucionario salieron a las calles, desobedeciendo las órdenes del MFA quienes pedían que se queden dentro de sus hogares, y tuvieron participación directa en el derrocamiento de la dictadura.
En medio de la tempestuosa agitación que vivía el país una vendedora de flores reparte sus claveles rojos a los soldados, escena que marca y le da el nombre a esta revolución. El fin de este régimen, conocido como Estado Novo, restauró la democracia en Portugal y permitió que las últimas colonias portuguesas lograran su independencia en poco más de año y medio. Tras una larga guerra colonial en Angola y Mozambique, Portugal se convirtió en un estado democrático de derecho liberal.

lunes, 27 de marzo de 2017

Suplemento de Diario de Barcelona del año 1820


La presente portada corresponde a un suplemento especial extraordinario que el Diario de Barcelona publicó con fecha de 16 de marzo del año 1820. Cinco días antes, S.M. Rey Fernando VII había jurado la Constitución de 1812 o de Cádiz, con lo cual se abrió el llamado Trienio Liberal.
Sin embargo, para los sectores más religiosos la carta magna generó recelos, tal y como se puede observar en esta publicación donde Pablo de Sichar, obispo auxiliar de Barcelona, redactó un escrito contrario a la Constitución al considerar que no recogía suficientemente los principios y valores del catolicismo. Ello tuvo consecuencias, pues fue amenazado de muerte y sufrió grandes dificultades para convivir con el nuevo régimen constitucional.
Fueron los años en los que el diario adoptó carácter oficial gracias a las nuevas autoridades liberales, a cambio de perder la casi exclusividad de edición de prensa en Barcelona para pasar a competir con nuevos títulos surgidos bajo el amparo de libertad de imprenta.

Imagen: Biblioteca Nacional de España