martes, 17 de enero de 2012

Revista ¡HOLA! (desde 1944)


Terminada la Guerra Civil española, durante la década de los años 1940 volvieron a proliferar las revistas de variedades sociales y espectáculos. El 8 de septiembre de 1944, el malagueño Antonio Sánchez Gómez, director del diario vespertino La Prensa, junto con su esposa, Mercedes Junco Calderón, sacó a la luz el primer número de la nueva revista semanal ¡HOLA!, de crónicas de actualidad nacional e internacional. Se dice que en realidad su origen proviene de un tal señor Irurozqui, a quien le compraron la cabecera por cinco mil pesetas. La edición se hacía en Barcelona, en los talleres gráficos de la viuda de S. Vives, situados en la calle de Casanova. Sus inicios, con un formato caracterizado por tener mucho texto y poca foto, fueron positivos en cuanto a número de ventas se refiere, pero a las pocas semanas de su creación experimentó un notable descenso de compradores hasta el punto que estuvo a punto de venderse. El problema residía en que los gastos eran a menudo muy elevados debido a los fotograbados y a algunas colaboraciones periodísticas. Por ello se decidió inmediatamente a rediseñar la portada, a suprimir aquellos apartados que fuesen prescindibles, a incorporar más fotografías y a apostar por una información más periodística. Las modificaciones llevaron a una nueva remontada de las ventas y a un mayor éxito de público. La renuncia a las portadas ilustradas por artistas de prestigio se debió también a motivos económicos, pues la mayoría de las imágenes eran cedidas gratuitamente por los fotógrafos o bien por las productoras cinematográficas. Especialmente los retratos de estrellas de Hollywood y la incorporación de las secciones “Bodas” y “Panorama” fueron un gancho decisivo para grandes ventas. Se pasó así de un “semanario de amenidades” a un semanario de “personajes” (estrellas, famosos, populares y curiosidades).



A partir del 11 de febrero de 1950 empezó a imprimirse en huecograbado en la Sociedad General de Publicaciones, de la barcelonesa calle de Borrell, lo que repercutió a una importante mejora de su calidad y a una difusión de carácter nacional. En 1952 sacó un número extra monográfico dedicado al Congreso Eucarístico Internacional celebrado en Barcelona, y en años posteriores publicó otros monográficos dedicados a belleza, moda, niños, hombres, cocina, viajes, novias, joyas y navidad, generalmente enfocados para el público femenino. Eran también frecuentes los números especiales dedicados a bodas reales de monarcas europeos.



Debido a la falta de talleres en Barcelona capaces de hacer tirajes de la revista en color, finalmente se optó por trasladar su edición a Madrid. El 6 de abril de 1962 salió el primer número a todo color, impreso en los talleres de Mauser y Menet situados en el número 19 de la calle del Plomo. Desde entonces, ¡HOLA! cambió su antiguo diseño de tapas azuladas e interiores en rojo y sepia por uno completamente nuevo, muy moderno y que prácticamente ha llegado igual hasta nuestros días. Pasó de la información basada en el mundo del espectáculo al derivado de la nobleza y sus vividores. Es decir, sus contenidos de actualidad empezaron progresivamente a virar hacia los inicios de la prensa rosa que hoy día conocemos, con amplios reportajes de celebridades nacionales e internacionales. En el mismo año 1962 sacó otro monográfico especial dedicado a la boda de los entonces príncipes de España, Juan Carlos y Sofía.


A partir de la década de 1970 volvió a apostar por la información relativa al mundo del espectáculo, estableciendo un equilibrio con el resto de informaciones. Solo un 12% de su contenido era de crónicas de actualidad, mientras que el resto ya era prensa rosa. Inevitablemente, por circunstancias históricas que así obligaban, la revista ¡HOLA! informó de todos los acontecimientos vitales para el régimen franquista, constituyéndose como un fiel exponente de las directrices que entonces se marcaban. En 1975 sacó un monográfico especial sobre la vida del dictador. Tras la muerte de Franco, la revista se adaptó a los nuevos tiempos que impuso la democracia. Otra clase de monográficos especiales fueron los almanaques del año, que resumían las noticias más destacadas publicadas por la revista.



Desde 1984, fecha de la muerte de su fundador, su hijo Eduardo Sánchez Junco, le sucedió le ha sucedido en la dirección de la revista hasta su fallecimiento, el 14 de julio de 2010. A partir de ese momento la dirección de la empresa recayó en su hijo, Eduardo Sánchez Pérez. Durante aquellos años se editaron números especiales de la década de los años 80 y 90, del 50 aniversario de la revista, y de las bodas reales del príncipe Felipe y de las infantas Elena y Cristina.
En la actualidad, ¡HOLA! cuenta con varias ediciones locales en Argentina, Brasil, México, Perú y Ecuador, y derivadas como la publicación HELLO! del Reino Unido, Grecia, Rusia, Bulgaria, Turquía, Emiratos Árabes, Indonesia y Tailandia, o la versión francesa y canadiense OHLA! En total se distribuye en 70 países de todo el mundo y en 10 idiomas distintos. Recientemente hay que sumar la versión digital www.hola.com, de gran éxito con más de sesenta millones de visitas mensuales.

2 comentarios:

  1. Le agradecería que me indicara en qué archivos o hemerotecas se conservan colecciones de Hola.

    ResponderEliminar
  2. Si su pregunta va encaminada a consultar ejemplares antiguos dee la revista, desconozco con exactitud donde se pueden encontrar. Si en cambio su deseo es poder comprar algún ejemplar antiguo, yo dispongo de muchos de ellos. Unos pocos los tengo a la venta en Todocolección (www.todocoleccion.net) con nombre de vendedor sevi, aunque la inmensa mayoría no los he puesto en venta por falta de tiempo pero puedo buscar los ejemplares que le puedan interesar en francescsevi@gmail.com

    ResponderEliminar