jueves, 3 de noviembre de 2011

Revista BLANCO Y NEGRO (desde 1891)




El domingo, 10 de mayo de 1891 salió a la luz la revista ilustrada Blanco y Negro. Fundada en Torcuato Luca de Tena Madrid por dentro de la editorial Prensa Española, editora del diario ABC fundado en 1906, su aparición significó un notable salto cualitativo en el ámbito de la prensa ilustrada. Fue el Madrid social de la Regencia lo que le hizo desembocar, por pura vocación periodística, por su temperamento españolista y por su depurado gusto artístico, en el mundo del periodismo. Luca de Tena intuyó el moderno sentido empresarial de la prensa en una época en que comenzaba a hacer crisis el viejo estilo de los órganos políticos españoles. Así surgió la idea de crear Blanco y Negro, su primera empresa importante al servicio del periodismo español y el exponente más claro de cómo triunfaría el lema «la letra con monos entra» entre grandes sectores de público. La imprenta y las oficinas estaban ubicadas en la madrileña calle de Serrano. Su primer director, Eduardo Sánchez de Castilla muy pronto fue sustituido por Luca de Tena en los primeros meses del año 1892.




Sus inicios fueron en forma de semanario independiente de pequeño formato, que enseguida abrió la puerta a la difusión de la fotografía. Los contenidos de Blanco y Negro como mezcla de revista literaria y de información general, limitaron en principio la aplicación de la fotografía frente a los dibujos de los ilustradores, pero el 10 de mayo de 1899 sorprendió con una fotografía en color de la familia real en la época en que se hizo posible algo de tanto impacto como la transmisión y difusión de imágenes directas de hechos y personas, cuando el cine no era más que un espectáculo de barracón. Las principales secciones eran, entre otras, relatos literarios, arte, cultura, toros, deportes y crónicas semanales nacionales e internacionales.




De hecho, el éxito de esta revista motivó la creación posterior del diario monárquico ABC en el año 1906. La publicación presentaba la novedad de las ilustraciones y gozó de gran prestigio por sus artículos y colaboraciones literarias. En sus páginas colaboraron entre otros Emilia Pardo Bazán, Antonio Machado, Francisco Villaespesa, José Martínez Ruiz “Azorín”, Manuel Abril y otros representantes de la generación del 98. Siguiendo el estilo marcado años antes por las revistas La Ilustración Española y Americana o Nuevo Mundo tuvo en su inicio tiradas cercanas a los 20.000 ejemplares. Fue la primera publicación periódica española en utilizar el color y el papel couché. El 15 de mayo de 1912 publicó la primera fotografía en color de la prensa española.




Durante la Guerra Civil fue incautado por el gobierno republicano, aunque pudo publicarse de forma continuada tal y como lo había hecho desde su fundación hasta enero de 1939. Terminado el conflicto bélico, las penurias económicas impidieron su continuación de modo que se vieron obligados a suspender su publicación durante los próximos años de la posguerra. No fue hasta el año 1957, coincidiendo con la recuperación económica de España que pudo reaparecer, otra vez como semanario independiente pero con un formato más moderno en forma de revista de crónicas de actualidad nacional e internacional, aunque ya sin aquél aliciente artístico de antaño.




Ante el fuerte auge comercial de las revistas de prensa rosa que consiguieron eliminar del mercado a la mayoría de pubicaciones semanales de crónicas de actualidad que acusaron un notable descenso de las ventas, el 6 de marzo de 1988 se convirtió en suplemento dominical del diario ABC para continuar siendo lo que siempre había sido y evitar así su desaparición. En el año 2002 con la constitución de Vocento, el suplemento XL Semanal pasó a ser un dominical del diario ABC bajo la nueva denominación Blanco y Negro Cultural. A partir del año 2005 pasó a llamarse ABCD Las Artes y Las Letras, también como suplemento semanal.





1 comentario:

  1. Muy buen articulo ilustrativo sobre esa extraordinaria revista,

    ResponderEliminar