martes, 8 de marzo de 2011

DIARIO 16 (1976-2001)

Periódico contemporáneo de información general cuyo origen se encuentra en la revista semanal Cambio 16. Comenzó a editarse el 18 de octubre de 1976, con Luis González Seara como Presidente y Juan Tomás de Salas como Director General. Su objetivo principal era vigilar muy de cerca la marcha del Estado para impedir que esa enorme concentración de poder en manos de unos pocos arrase la libertad de los muchos y arrastre el país, y para ello se empleó un periodismo similar al de Cambio 16.
Durante los primeros meses, siendo director Ricardo Utrilla, hubo dificultades económicas. En marzo de 1977 se nombró al periodista Miguel Ángel Aguilar nuevo director, cuyo mandato afrontó las dificultades derivadas de la falta de libertad de prensa que todavía existía en el país. Varios redactores fueron llevados a juicio por algunos de sus artículos. Diario 16 también fue uno de los que apoyó la legalización del Partido Comunista de España. El periódico también realizó varias denuncias de intentos de Golpes de Estado contra la monarquía como la Operación Galaxia. El 26 de junio de 1977 Diario 16 sufrió un atentado en su sede por parte del grupo terrorista GRAPO.
A pesar de las dificultades, durante esos años el diario se consolidó informativamente, asentándose además como una publicación en la que se primaba el trabajo de investigación. Sin embargo, Aguilar fue destituido en mayo de 1980 por el descenso de la tirada y la falta de ingresos publicitarioso, dejando paso a Justino Sinova como director provisional.
En mayo de 1981 llegó a la dirección Pedro J. Ramírez, procedente de ABC. El primer cambio fue de edición, por lo que pasó a ser un periódico matutino y el primer periódico español después del franquismo que publicó su edición los siete días de la semana.
Durante los siguientes años el ingreso publicitario y la tirada aumentaron, logrando más lectores, y aparecieron páginas a color hasta entonces reservadas a algunos acontecimientos especiales, así como varios suplementos temáticos.

En 1987 llegó la etapa de mayor repercusión para el diario con la apertura del caso GAL y el descubrimiento de un zulo con información esencial para la investigación por parte de uno de sus periodistas, Ricardo Arqués, que investigó el caso desde su anterior trabajo en el Diario Deia. El seguimiento de la investigación del caso propició varias disputas entre el Director y el Editor. Tras el despido de Pedro J., de Salas cedió la dirección a Enrique Badía. Paralelamente, en abril de 1989 el grupo Hersant compró el 31% de Grupo 16. Badía fue cesado en abril de 1990 y su puesto lo ocupó Justino Sinova.
En 1992 llegó a la dirección de Grupo 16 José Luis Gutiérrez, con la intención de remontar la mala situación financiera. En 1993 Juan Tomás de Salas vendió sus acciones como editor al empresario Jesús de Ramón-Laca. El diario se mantuvo en ventas pero la situación laboral entre los trabajadores, que no percibían las nóminas, y la dirección, llegó a saldarse incluso con huelgas en las que el periódico no se publicó durante varios días. Para salir de la crisis la Asamblea de Madrid aprobó por unanimidad la concesión de un aval para salvar al diario.
En 1995 Diario 16 pasó a ser del empresario José Luis Domínguez, volviendo a sufrir una remodelación de diseño y contenido, pasando a mostrar una oferta diferenciada del resto de diarios de Madrid para intentar remontar la crisis y la pérdida de lectores provocada por la complicada situación interna en el diario. Pero en diciembre de 1995, Imprensa declaró Diario 16 en suspensión de pagos. En 1996 la crisis provocó que hubiese hasta 4 directores en menos de un año.

A pesar de que otras publicaciones de Grupo 16 lograron solucionar la crisis, el diario siguió acumulando pérdidas. Los editores de Diario 16 presentaron un convenio a los acreedores para tratar de solucionar su deuda, pero el rechazo de dichos acreedores provocó el vencimiento del plazo de presentación de las soluciones. El 21 de mayo de 1997 Diario 16 publicó en portada un llamamiento de socorro a sus lectores para iniciar una campaña de recaudación de dinero, animándoles a realizar donaciones voluntarias que pudieran sufragar parte de su deuda. En julio de ese mismo año, la sociedad editora Impresa decidió pedir la declaración de quiebra voluntaria. Tras aprobar los trabajadores el plan de viabilidad, de Salas abandonó en octubre la dirección el diario, que se puso finalmente a subasta pública en diciembre.
A principios de 1998 el diario se puso a subasta pública. El Grupo Voz compró en enero de 1998 la cabecera de Diario 16. El relanzamiento del diario se produjo el 5 de mayo del mismo año. El diario apostó por reforzar la infografía y el color en sus páginas, el sumario pasó a abrir el periódico, y además sus páginas identificaban la publicidad como tal. Durante los siguientes meses y desde su relanzamiento el diario recobró un tono bastante más serio, y la apuesta por el cuaderno SOS llegó a introducir en las portadas del diario temas relacionados con cultura o medio ambiente. Finalmente, en abril de 2000 el diario volvió a sufrir un cambio gráfico que afectó al logotipo (pasando a llamarse también "Diario Abierto") y al diseño interior.
La situación dio un giro en 2001, cuando Grupo Voz tuvo un descubierto de 200 millones de pesetas generado directamente por Diario 16, que provocó el regreso de Santiago Rey a la dirección de Voz, dejando a los promotores de la compra del diario fuera.

En agosto se ideó un plan de remodelación total del diario mientras que los accionistas se comprometieron a buscar accionistas interesados en invertir en el diario. Hubo 2 inversores interesados, pero ambos se retiraron tras el atentado del 11 de septiembre.
El 31 de octubre Grupo Voz puso a la venta la cabecera de Diario 16 al precio simbólico de una peseta, pero el último posible comprador, un grupo valenciano dedicado a la prensa especializada, se retiró de la puja. Tras haber arrastrado grandes pérdidas y sin lograr comprador alguno, La voz de Galicia anunció en noviembre un expediente de regulación de empleo de todos los trabajadores de Diario 16 y su cierre definitivo tras 25 años de existencia, publicando su último número el 7 de noviembre de 2001.

Fuente: Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada